FACEBOOK      TWITTER

La Posada tiene 16 amplias, cómodas habitaciones todas con baño privado, agua caliente y televisión. Hermosas montañas. Silencio y tranquilidad. Temperatura agradable. Emocionantes Excursiones, montañísmo, ciclismo de montaña, trochas de  4x4,  caminatas, naturaleza exuberante, hermosos paseos, historia, tradiciones, autenticidad.

 

La Posada funciona en una antigua casa, (una de las primeras de Niquitao), que fue cuidadosamente remodelada para ofrecer las comodidades del presente, conservando la arquitectura original. 16 amplias, cómodas habitaciones todas con baño privado, agua caliente y televisión fueron construidas alrededor de un patio central abierto, con hermosas matas y con una vista hacia la montaña que incita a la reflexión y a la auto complacencia. El silencio de las frías mañanas y los acolchados y mullidos colchones de las habitaciones son cómplices de un descanso profundo que conllevan a desconectarse de la rutina y a perder la noción del tiempo.

 

Ubicada en Niquitao un pueblo andino de 400 años de gente amable y que tiene una agradable  temperatura de 18°C,  a una altura de 1950 m.s.n.m., rodeada por gigantescas montañas que forman parte de la cordillera andina. Y bañada por miles de quebradas de agua fresca y limpia que recogen las montañas de las nubes y precipitaciones. 

En Niquitao parece que el tiempo se detuvo a comienzos del 1900 y las costumbres  de los pobladores nos impresionan gratamente pues rompen con los esquemas de las ciudades. La arquitectura bien conservada en el casco de la ciudad nos habla de un pueblo que se fundó a finales de la decada de 1560, a menos de 100 años de la llegada de Colón a la América.